Blog

Verano: Golpes de Calor y Cortes de Digestión

Written by : Posted on Julio 9, 2017 : No Comments

niños y salud; salud del niño; hábitos saludables para niños; hábitos saludables para los niños; hábitos saludables para el niño; derechos del niño a la salud; comer saludable para niños; comidas saludables para niños; como cuidar la salud de los niños; consejos a la salud de los niñosCon el verano hay dos problemas añadidos que nuestras madres y abuelas siempre no advertían. Se trata de los golpes de calor y los cortes de digestión.

El otro día, en una visita rutinaria al pediatra le pregunté cómo evitarlos y cómo detectarlos, y así también lo comparto con vosotros.

Un golpe de calor se produce por una exposición prolongada y sin cuidado a altas temperaturas y mucho sol. Los niños y personas mayores son los más vulnerables a sufrirlos. El golpe de calor se produce por la pérdida abundante de líquido corporal que conduce a la deshidratación.

Para evitarlos básicamente es necesario mojar constantemente el cabello o proteger la cabeza con una gorra, e hidratarse bien.

Notaremos que nuestro pequeño está sufriendo un golpe de calor si:

  • Se da un aumento importante de la temperatura corporal (39ºC o más) y una abundante sudoración al inicio del golpe.
  • El niño estará irritable e incómodo, probablemente por un fuerte dolor de cabeza.
  • Pueden producirse náuseas y/o vómitos.
  • Se pueden producir calambres musculares.
  • Puede aparecer una erupción cutánea como piel enrojecida, caliente…

Es conveniente llevar al paciente a un centro de salud. Mientras tanto, poner el paciente en un lugar fresco, intentar bajar la temperatura corporal con paños mojados, ofrecer agua sin que esté excesivamente fría, etc.

Tener un golpe de calor o sufrir una insolación nos hace más sensibles a las condiciones calurosas durante más o menos una semana después, por lo que habrá que evitar especialmente las situaciones de riesgo.

Los cortes de digestión suceden cuando por alguna causa aparece una parada súbita del proceso de digestión. Los cortes más comunes en verano, son los producidos al bañarse al agua sin respetar la digestión.

niños y salud; salud del niño; hábitos saludables para niños; hábitos saludables para los niños; hábitos saludables para el niño; derechos del niño a la salud; comer saludable para niños; comidas saludables para niños; como cuidar la salud de los niños; consejos a la salud de los niños

Para que lo entendamos. Cuando comemos, nuestro organismo fija sus recursos en el proceso de digestión, es ahí donde el flujo sanguíneo está más concentrado y el resto del cuerpo recibe un aporte de sangre menor. Si durante este proceso nos tiramos de golpe en una piscina de agua fría, nuestro cuerpo requerirá flujo sanguíneo para estabilizar el cuerpo a la temperatura externa.  La sangre se verá obligada a repartirse por el cuerpo para contrarrestar la pérdida de calor, lo que origina mareos y vómitos.

Para evitarlo, es necesario esperar a finalizar el proceso de digestión; o bien, mojar un poco la barriga, la nuca, los pies… para que el cuerpo vaya redistribuyendo sus recursos de forma paulatina (y no de golpe).

Se puede detectan un corte de digestión si se presentan los siguientes signos más característicos:

  • Retortijones y dolor de estómago.
  • Mareos y náuseas.
  • Piel pálida. En ocasiones puede aparecer antes un enrojecimiento muy llamativo, incluso en forma de urticaria en algunas zonas.
  • Descenso de la tensión arterial y pulso debilitado.
  • Escalofríos. Otras veces se describe como hormigueos por las extremidades.
  • Visión borrosa.
  • Pitidos en los oídos.

Es conveniente llevar al paciente a un centro de salud. Mientras:

  • Abandona el baño.
  • Secar y tumbar a la persona con las piernas ligeramente elevadas para prevenir una lipotimia.
  • Vestir a la víctima o taparle con una toalla, sábana, etcétera, para mantener su calor corporal.
  • Es posible que después de estas acciones aparezcan vómitos y diarrea. En este caso, rehidratar a la víctima con agua o suero y seguir una dieta líquida.

Una vez más, en www.GoodPlayKids.com nos preocupamos por la salud y el bienestar de nuestros niños. ¡A disfrutar del verano!

 

 

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.