Blog

Un país modélico con buena educación consigue cerrar centros penales

Written by : Posted on marzo 12, 2015 : No Comments

educación infantil, escuelas infantiles, derecho a la salud de los niños, salud mental en niños, derecho del niño a la salud, niños y salud, derechos del niño a la saludHace días que le doy vueltas al hecho de que mientras que en el resto del mundo las prisiones están colapsadas, Suecia se dio el lujo de clausurar cuatro centros penales. Es cierto que incidirá su sistema de rehabilitación, su política carcelaria, su política de sanciones… pero estoy segura que la educación tiene un gran papel en este declive.

Actualmente en el mundo uno de los problemas que cruza fronteras y no distingue a las potencias es el tema de las cárceles. La mayoría de las naciones cuenta con recintos penitenciarios que o están colapsados o avanzan hacia aquello. Pero Suecia apostó por una educación de calidad y aquí tiene sus frutos. Mayoritariamente, el que tiene educación intentará ganarse la vida de forma honrada y no salir a delinquir.

Y sobre todo, dentro de la educación, está en especial los primeros años de vida. Según los expertos, los primeros años de vida es de vital importancia que nuestros hijos estén el máximo tiempo posible con sus padres. Estudios demuestran que el 90 por ciento del cerebro de un niño se desarrolla en los primeros 5 años; estos primeros años de vida son esenciales para el desarrollo de la forma en que el niño piensa, siente, se comporta e interactúa con los demás.

Las investigaciones demuestran que los niños que pasan estos primeros años de vida con sus padres tienen habilidades lingüísticas más avanzadas, se desempeñan mejor en la escuela, tienen menos problemas de conducta y desarrollan mejores habilidadeseducación infantil, escuelas infantiles, derecho a la salud de los niños, salud mental en niños, derecho del niño a la salud, niños y salud, derechos del niño a la salud sociales.

Contrariamente a la tendencia española donde se cree que cuanto antes vayan los niños a la guardería o al colegio antes empiezan a aprender y más preparados estarán en el futuro, en el norte de Europa los niños se separan de sus madres mucho más tarde (y eso que ellas tienen una mayor presencia en el mundo laboral que aquí) y los resultados académicos son mucho mejores que los de nuestros hijos.

Hace muchos años que Suecia está invirtiendo en salud mental de la población, en especial en los primeros años de vida. Es uno de los países que más apoya la crianza de los niños en su hogar, con sus 96 semanas de permiso por maternidad (y 60 días para el padre obligatorios) a cargo del erario público.

La política familiar en Suecia hay que enmarcarla en un marco más amplio de lograr el bienestar a toda la ciudadanía, y cuyo objetivo es alcanzar la igualdad social: igualdad de oportunidades para toda la infancia con independencia de su origen, e igualdad entre mujeres y hombres. El permiso maternal y paternal también incide claramente en esta igualdad. Desde un principio este permiso se concibe para que tanto las madres como los padres tengan las mismas posibilidades de ausentarse de su trabajo para atender a su hijo sin sufrir una pérdida salarial; de esta forma el uso del permiso es enteramente abierto, pudiéndose repartir la totalidad de su duración entre la madre y el padre de la forma que creaneducación infantil, escuelas infantiles, derecho a la salud de los niños, salud mental en niños, derecho del niño a la salud, niños y salud, derechos del niño a la salud más conveniente.

¿Y que pasa cuando empiezan la escuela? Se caracteriza por una educación pública, gratuita y de calidad. Los profesores suecos tienen un nivel de formación escalonado en cuatro grados según se dediquen a educación infantil, primaria, secundaria o secundaria superior. Sólo Finlandia mantiene ese tipo de escalonamiento.

En términos de empleo, alrededor del 74% de las personas entre 15 y 64 años de edad en Suecia tienen un empleo remunerado, trabajan menos horas, y el 87% de los adultos entre 25 y 64 años han obtenido el equivalente de un título de educación secundaria.

Así pues un sistema completo de protección a la familia, atención al parto respetuoso con un índice muy bajo de cesáreas, una calidad de la educación, una calidad de la atención a la maternidad, la familia, la crianza, el respeto…un sistema de este tipo está cerrando cárceles. Empecemos a reflexionar seriamente.

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.