Blog

El tercer parto… el tercer hijo… ¡corre corre! ¡Vuela!

Written by : Posted on septiembre 15, 2016 : No Comments

SALUD DEL NIÑO, hábitos saludables para niños, consejos de salud para niños, consejos saludables para niños, derecho a la salud del niño, niños y salud, derecho de los niños a la salud, derecho del niño a la salud, derechos del niño a la saludEste post es mi última experiencia personal. Recién estrenada como madre de familia numerosa, quiero avisar a todas las que están a punto de tener su tercer hijo.

Siempre había escuchado que el segundo hijo era el más rápido. Que una pareja puede tener 10 hijos, que el segundo siempre será el más rápido, pero ¡ojo! El tercer hijo ¡va que vuela!

Llevaba como un mes o mes y medio con contracciones. De estas que aumentan por la noche. Le llaman contracciones falsas, debidas al cansancio y al estrés. Es decir, por la mañana me levantaba bastante bien, pero a medida que iba pasando el día iban aumentando las molestias, las contracciones, dolores varios… Molestias varias de las últimas semanas antes del parto.

Confieso que estaba un poco agobiada porque mi segundo hijo se adelantó 2 semanas, y por circunstancias laborales no quería que se adelantara.

Entre esas contracciones que iban apareciendo día tras día, realizamos una visita ginecológica con correas. Durante el tiempo de las correas noté bastantes contracciones, pero posteriormente durante la visita, el ginecólogo me indicó que solamente había tenido una contracción de parto. A día de hoy sigo sin ser capaz de distinguir una de otra.

Unas 48 horas antes del parto noté más contracciones, pero nada exagerado. Eran irregulares y algunas parecían algo más dolorosas que otras. Pero totalmente soportable. Nada sospechoso. Con dos niños de 1 y 3 años había días que estaba realmente cansada.

SALUD DEL NIÑO, hábitos saludables para niños, consejos de salud para niños, consejos saludables para niños, derecho a la salud del niño, niños y salud, derecho de los niños a la salud, derecho del niño a la salud, derechos del niño a la salud

El día del parto, como tampoco tenía ninguna sospecha de nada, fui sola a la piscina con mis hijos de 1 y 3 años por la mañana, y a primera hora de la tarde cuando llegó mi marido de trabajar nos fuimos todos a la playa. ¡Día completo!

Cuando estábamos en la playa apenas noté ninguna contracción. Me duché en las duchas de la playa y posteriormente tenía muchas molestias para andar hasta el coche. Mi marido me preguntó “Qué quieres hacer, ¿vamos al hospital o vamos a casa?” y le contesté que prefería ir a casa y ducharme.

Me duché en casa y fue como despertar a la bestia. De golpe aparecieron contracciones muy muy dolorosas y muy frecuentes. Probablemente cada 2 minutoso menos. Debido al dolor no podía sostenerme de pie, me dolían muchísimo las piernas, las contracciones eran insoportables… ¡temblaba y lloraba! De golpe, no sé por qué y sigo sin saberlo, allí donde podía me colocaba de 4 patas. En el recibidor de casa, en el ascensor, en el parking, en el box del hospital…

Fuimos corriendo al hospital, ¡gritaba de dolor! El trayecto al hospital debe ser de unos 15-20 minutos. Chillé como nunca, el dolor era insoportable… y a medio camino noté que salía…

Con una conducción un tanto temeraria y sinceramente tampoco sé muy bien cómo, llegamos al hospital. Gritaba y gritaba, jamás en mi vida hubiera imaginado que podría gritar tanto. Cuando llegamos al hospital estaba dilatada de 9 cm y en trabajo de parto. Evidentemente seguía gritando como una energúmena.

Me pusieron una anestesia intradural y esperamos a mi marido que fue a dejar a los niños a casa de mi suegra que vive al lado del hospital y a aparcar el coche. Tardó 10 milagrosos minutos suficientes para ver nacer a su niña.

Durante la espera al padre de la criatura, la enfermera que me tranquilizó indicándome que los terceros partos suelen arrancar en un momento. Nadie me había avisado!!

Si estás embarazada de tu segundo, tercero o más hijos, ¡vigila! Aunque parezca que no, puede que te pongas de parto ¡en cualquier momento!

Por cierto, la niña es preciosa y sus hermanos no dejan de darle besos y cuidarla. Muy emocionante.

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.