Blog

Niños y Salud: tengo un hijo alérgico al gluten

Written by : Posted on junio 26, 2014 : No Comments

alergias al gluten de niñosMe preocupa la salud de mi niño, esta es mi historia sobre mi hijo, y creo que es interesante compartirlo con todos vosotros.

Tuve la suerte de poder alimentar a mi hijo de lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. En Cataluña tenemos la gran suerte de poder disfrutar de asesoramiento sobre la lactancia en los Centros de Atención Primaria (CAP), lo cual lo recomiendo, es de gran ayuda. Seguí todas las instrucciones y mi bebé se engordaba y crecía como un toro.  Tengo además la suerte de tener un pediatra pro lactancia y un poco reacio a los fármacos, con lo que muchos imprevistos los hemos solucionado con remedios que en otros posts comentaremos al detalle.

Quisiera añadir que la OMS y UNICEF señalan asimismo que la lactancia “es una forma inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo correcto de los niños”. Según recomienda la OMS «La lactancia natural es una forma sin parangón de proporcionar un alimento ideal para el crecimiento y el desarrollo sanos de los lactantes; también es parte integrante del proceso reproductivo, con repercusiones importantes en la salud de las madres. El examen de los datos científicos ha revelado que, a nivel poblacional, la lactancia materna exclusiva durante 6 meses es la forma de alimentación óptima para los lactantes. Posteriormente deben empezar a recibir alimentos complementarios, pero sin abandonar la lactancia materna hasta los 2 años o más. »

Pasados estos 6 meses introducimos la fruta, la cuestión era añadir alimentos y nuestro hijo quería coger siempre la fruta. Pasados los 15 días empezamos con el cereal sin gluten mezclado con leche materna. Y siguiendo instrucciones poco antes de los 8 meses de edad empezamos con los cereales con gluten. La primera toma ¡se los comió con una felicidad! ¡Le encantaron! Después de los cereales siempre lo complementábamos con lactancia materna, pero entonces empezó a toser y a rechazar el pecho, algo rarísimo en él. De repente le vi un ojo hinchado y una roncha en el cuello. Habían pasado como mucho 3 minutos. Cogí el paquete de cereales y con lo puesto nos fuimos directos a urgencias.

Cuando entramos a urgencias y vieron al niño entramos directos, rápidamente nos informaron que estaba teniendo una reacción alérgica y le pusieron en el dedo del pie un sensor para controlar el oxígeno en sangre en todo momento. Le administraron fármacos a base de cortisona para intentar bajar la hinchazón, puesto que la hinchazón en la zona del cuello puede provocar asfixia. Como hizo una reacción un poco grave nos  ingresaron y estuvimos un día y medio en observación. Mientras estábamos en observación analizaron el paquete de cereales con gluten. Había comprado un formato ahorro XXL pero al parecer acerté con la marca. Según me indicaron los médicos hay 2 marcas en el mercado español dónde los cereales no contienen “trazas de”, y éstas son Hero y Nutribén.

A partir de aquí nos informaron sobre la nutrición que debía seguir nuestro hijo, como un niño celíaco, con la diferencia que nuestro hijo no es intolerante al gluten, nuestro hijo asimiló perfectamente el gluten. El problema es que es alérgico, y esa reacción alérgica puede provocar hinchazón y por consiguiente asfixia. Empezamos con pruebas con la alergóloga y lo más duro, educar a la familia y la guardería.

Nunca nadie en la familia había tenido ningún problema con la alimentación, y eso provocaba que en la familia no se acabaran de creer la alergia. En la guardería tenía la sensación que no acababan de entender la diferencia entre intolerancia y alergia, les expliqué mi preocupación, les dije que si por error comiera un palito, galleta, pan… no tenía los problemas de un intolerante sino el riesgo de asfixia. Un día se le hinchó parte de la cara, y a partir de aquí parece que entendieron mi preocupación.

Ahora el peque tiene casi 20 meses, es un niño normal, sigue una dieta sin gluten y en casa ya sabemos dónde comprar cada alimento para seguir una dieta equilibrada y no alterar mucho el bolsillo. ¡Alucinaríais de todos los alimentos que llevan gluten!

Por suerte, a diferencia de las intolerancias, las alergias a esta edad es probable que desaparezcan con el tiempo. Por el momento seguiremos las instrucciones de nuestro pediatra y alergóloga y esperemos que desaparezca rápido esta alergia. Todo sea para la salud de nuestros niños.

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.