Blog

Recomendaciones para evitar que se atraganten y la buena salud del niño

Written by : Posted on septiembre 4, 2014 : No Comments

salud del niño, habitos de salud del niño, consejos de salud del niño, derecho a la salud del niñoEste post lo publico con la intención de evitar sustos desagradables y pensando en la salud del niño, pero debo confesar que de muchas cosas me enteré hará escasos días, y mi hijo está a punto de cumplir 2 años. Por suerte, o alguna otra razón, muchos de los alimentos que comentaré a continuación él se los ha comido desde pequeño con total normalidad y echando al final el hueso de la oliva, o de las cerezas… Por lo que considero que debemos tener especial cuidado, pero sin alarmarnos porque muchos según su instinto saben muy bien cómo deben actuar.

Hasta el primer año es bastante sencillo, nos habremos limitado a la lactancia inicial (materna o artificial) e introducción posterior de papillas y purés respetando la cronología de introducción según nuestro pediatra.

Se dice que a partir del año, el niño debería sentarse en la mesa con el resto de la familia a comer, la imitación de conductas alimentarias del resto de la familia acelera la curiosidad natural por alimentos diferentes y por la propia conducta alimentaria y los hábitos en la mesa. De esta manera la introducción de alimentos nuevos es por propio interés del pequeño y en un ambiente agradable. De hecho, sus comidas suelen ser con muy pocas variaciones y tienen más interés por nuestros platos que por los suyos.

Es el momento, según mi parecer, de ir introduciendo trocitos de comida e ir dejando el triturado y el chafado. Incluso substituir esos biberones que llegan hasta edades como los 4 o 5 años por vasos de leche (continuación o vaca). Obviamente el pecho se puede seguir pero sobre todo por el vínculo emocional. Recordemos que la OMS recomienda la lactancia materna hasta los 18 meses de edad.

Es evidente que es mucho más fácil dar un alimento triturado que esperar a que el pequeño mastique, pero debemos pensar en él, no en nuestra comodidad.

Y aquí empezará el peligro, cuando nuestro pequeño lo quiera probar todo. Detallo una serie de alimentos que se consideran como no recomendados hasta los tres años de edad:

– En primer lugar debemos ser conscientes de que un niño no necesita ni sal ni azúcar añadidos, por lo que deberían evitarse alimentos de bajo valor nutritivo como dulces, chocolates, bollería, bebidas azucaradas, patatas chips… Y hasta los dos años esperar para embutidos, conservas, mariscos…

– Frutos secos: son un alimento nutritivo que aporta proteínas, vitaminas, minerales… pero es mejor esperar a que el niño sea más mayor para ofrecérselos, porque son duros y el niño se puede atragantar al comerlos. A partir de los tres años, pueden formar parte de la dieta del pequeño sin abusar, porque contienen muchas calorías. El 60%-80% de los atragantamientos está causado por frutos secos.

– Patatas fritas en bolsa: tienen muchas calorías: 500 calorías cada 100 gramos, aproximadamente. Y además pueden hacer daño al niño en las encías.

– Aceitunas con hueso. Hasta los tres años, los niños no controlan el hueso de la aceituna. Pueden atragantarse o tragarse uno sin querer. A partir de los 3 años, si comen aceitunas es mejor que lo hagan bajo la supervisión de un adulto y siempre en poca cantidad.

– Caramelos. Hasta los tres años existe riesgo de atragantamiento. Además, desde un punto de vista nutricional, las chuches y caramelos no aportan nada a la dieta infantil. Cuanto más tarde empiecen a comerlos, mejor. Y siempre de manera esporádica.

– Frutas con pepitas: hasta que el niño cumpla tres años hay que quitar las pepitas de uvas, albaricoques, nectarinas, cerezas, sandía etc. antes de ofrecer la fruta al peque.

Otros alimentos con mayor riesgo de atragantamiento:

  • Salchichas sin cortar en trozos.
  • Trozos de carne muy grandes.
  • Palomitas de maíz.
  • Chicles y golosinas.
  • Verduras y vegetales crudos.

Aunque las estadísticas sobre mortalidad infantil por atragantamiento y asfixia han descendido significativamente en las últimas décadas, el ahogamiento por un cuerpo extraño representa nada menos que el 40% de las muertes en menores de un año.

Si se atraganta mantén la calma, de lo contrario él también se pondrá nervioso y empeorará, la mayoría de las veces se elimina tosiendo. Si no sucede así y tiene dificultades para respirar, túmbale boca abajo en el suelo y dale cinco palmadas entre los omoplatos. Mira a ver si ha expulsado el objeto extraño y si todavía no lo ha conseguido, repite la operación y a continuación ponle boca arriba y hazle compresiones repetidas en mitad del tórax.

Si estas maniobras no resultan y el niño pierde el sentido por la falta de oxígeno, llama rápidamente al 112 y no cuelgues después de dar tus datos (es un error muy habitual). Mientras llega la ayuda, un sanitario te irá indicando lo que debes hacer.

Pese a todo lo que te hemos contado, no te obsesiones: los atragantamientos son habituales, pero que se compliquen o acarreen consecuencias es excepcional. Lo que hay que hacer, teniendo niños pequeños, es no bajar la guardia en ningún momento.

Lo que nunca debes hacer es meterle los dedos para extraer el cuerpo, salvo que se vea y sea fácilmente extraíble. Si no, es mejor que no lo intentes, porque puedes introducirlo más o hacer vomitar al pequeño y en este último caso, si el objeto extraño no sale, puede desviarse hacia los pulmones.

No le des migas de pan, pensando que pueden ayudar a bajar el objeto que le atraganta. Lo único que harían sería empeorar el “atasco”. No le practiques la famosa maniobra de Haimlich (sí resulta adecuada para niños más mayorcitos), que consiste en abrazar al niño por detrás, poner las manos enlazadas por encima de su ombligo y con el nudillo de uno de tus pulgares, presionarle varias veces en la zona donde termina el esternón. Todavía es muy pequeñito, sus órganos internos están ahora en plena formación y podrías causarle daños severos en alguno de ellos.

Espero que estos consejos de salud para niños os sean de ayuda y logremos evitar situaciones desagradables.

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.