Blog

Los beneficios del juego para la salud y el buen desarrollo del niño

Written by : Posted on julio 17, 2014 : No Comments

beneficios del juego, salud del niño, educaicón infantil, juguetes de madera educativosPreocupada por la salud del niño en el aspecto lúdico, quise dar a conocer juguetes de madera de toda la vida. No podemos prohibir a los niños que jueguen con todas las consolas que hay en el mercado, pero es importante que conozcamos los beneficios y la evolución del juego de toda la vida.

Otro tema que preocupa en este mundo que avanza a velocidad de vértigo, es que en esta sociedad los niños se hacen “adultos” cada vez más pronto y abandonan el juego infantil. Todos los expertos señalan la importancia de evitar el abandono prematuro del juego por sus ventajas para el desarrollo físico, mental y social.

Según el artículo “Los beneficios del juego” publicado en Todo Papás, los miembros del Observatorio del Juego Infantil (OJI) ponen de relieve que la mayoría de niños de 9 años abandona el juego, apuntando también que la población infantil dedica menos del 20% de su tiempo a jugar.

En el estudio “Juego y Familia”, Petra Mª Pérez Alonso-Geta, Catedrática de la Universidad de Valencia y miembro del OJI, pone de manifiesto que “la cantidad de juego de los niños en España es claramente insuficiente, cada vez empiezan a jugar más temprano (entre los 3 y 5 años) con dispositivos electrónicos y más de un tercio juega solo”. Y considera que el descenso de oportunidades de juego entre iguales impide que los niños desarrollen competencias esenciales para su futuro como adultos.

“Los niños necesitan jugar con otros niños para su desarrollo integral y no sólo para divertirse como manifiestan los padres (78,7%) porque el juego socializado es el que permite mayor desarrollo de sus competencias emocionales y sociales” explica Petra Mª Pérez Alonso-Geta. El bajo índice de juego infantil en España se debe al estilo de vida de las familias españolas influida por el avance de la cultura urbana, con hijos únicos o de edades distantes, que supeditan el juego a las actividades extraescolares y en cuyo entorno se han reducido tanto los espacios de juego como los amigos y vecinos de la misma edad para jugar.

Por su parte, el estudio “La marca en el sector del juguete” realizado por la consultora PAC Research & Education, revela que el juguete es el rey entre los niños hasta los 7 años. A partir de  esta edad, se reduce su presencia a favor de la electrónica (53%) y el juego físico con los deportes (25%), y se produce un abandono prematuro del juego con juguetes a los 9 años.

Por otra parte, Imma Marín, miembro del OJI y Presidenta de IPA España, señala que “jugar es un derecho, fundamentalmente porque la vida infantil no puede concebirse sin juego. Es una de las fuentes más importantes de progreso y aprendizaje a lo largo de toda la vida, y de una manera especial, en la infancia”. Y, añade que “es un impulso primario y gratuito que nos empuja a descubrir, explorar, dominar y amar el mundo que nos rodea, posibilitando un sano y armonioso crecimiento del cuerpo, la inteligencia, la afectividad, la creatividad y la sociabilidad”.

Además, Marín destaca que “a través de la acción, los niños y niñas exteriorizan sus miedos, angustias y preocupaciones más íntimas. Esto les permite elaborar sus emociones y sentimientos, recreándolas a través de muñecos, animales, monstruos, disfraces… Así inventan historias, ensayan nuevos finales a situaciones penosas, se ponen en la piel de otros o repiten hasta la saciedad situaciones placenteras”.

Otra ventaja del juego tradicional, sobre todo al aire libre, es que ayuda a disminuir los problemas de peso, tan frecuentes entre nuestra población infantil. Por eso, es necesario recuperar algunos juegos tradicionales que promueven la actividad física de una forma divertida y que minimizan el sedentarismo de los pequeños. Las canicas, la peonza, las chapas, el pilla-pilla, el escondite, entre otros juegos de siempre, son propuestas que invitan a salir a la calle con el buen tiempo, y que además educan físicamente. El niño, sin ser consciente de ello, corre, salta o camina, es decir, se mantiene activo.”

Afortunadamente los juguetes de madera tradicionales nunca pasan de moda puesto que aportan muchos beneficios educativos. En Good Play Kids apoyamos los juguetes de madera puesto que consideramos que están diseñados para ofrecer un enfoque más educativo. Pueden ayudar a fomentar la motricidad fina y gruesa, el juego imaginativo, el desarrollo de la coordinación óculo-manual, la resolución de problemas y habilidades de desconcierto, la conciencia espacial y el reconocimiento de forma y color. Por ejemplo, un niño jugando con un simple rompecabezas de madera puede aprender sobre equilibrio, formas y puede mejorar sus habilidades de motricidad fina.

El juego es una de las actividades más primarias e importantes que ejerce el ser humano, aparte de que es vital para el aprendizaje y desarrollo integral de los niños, aprenden jugando y necesitan estar activos para crecer y desarrollar sus capacidades. Los niños necesitan hacer las cosas una y otra vez antes de aprenderlas por lo que los juegos tienen carácter formativo al hacerlos enfrentar una y otra vez situaciones las cuales podrán dominarlas o adaptarse a ellas. A través del juego los niños buscan, exploran, prueban y descubren el mundo por sí mismos, siendo un instrumento eficaz para la educación.

El juego tiene profunda relación con el desarrollo no sólo de aptitudes y capacidades intelectuales si no también con el desarrollo de estados emocionales más equilibrados, libres y felices. Además, también nos permite aprender la importancia de la convivencia y del lidiar con las decisiones o intereses del otro.

Procuremos por la salud de nuestros niños, por el juego de toda la vida, por el juego que surge de una simple bola de papel de plata.

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.