Blog

La dieta del padre también afecta al futuro bebé

Written by : Posted on julio 24, 2014 : No Comments

dieta padre, salud del niño, juguetes de madera educativosEs muy importante seguir unos hábitos de vida saludables durante toda la vida, desde niño hasta la vejez. No obstante, los expertos insisten en la nutrición durante el embarazo, puesto que además de influir en el bienestar y la salud de la embarazada, también afecta al feto en desarrollo, y puede tener consecuencias sobre las características físicas y psicológicas del futuro bebé.

Nuevas investigaciones demuestran que la alimentación que siga el padre antes de la concepción también desempeña un papel fundamental en la salud de sus hijos.

Cuidar nuestra alimentación no nos libra de desarrollar una diabetes tipo 2 si nuestro padre se excedió con las grasas antes de concebirnos. Una investigación australiana ha demostrado que la mala dieta del padre puede afectar a la salud de su descendencia. Al menos, eso es lo que ocurre con los ratones alimentados con una comida rica en grasas y calorías. Más allá de la curiosidad científica, el experimento es la primera demostración directa de que un factor no genético, como es la alimentación, se puede transmitir a su descendencia. Y una explicación más a la epidemia de obesidad que sufre el mundo desarrollado.

El estudio, que fue dirigido por la investigadora de la Universidad de McGill de Montreal, en Canadá, Sarah Kimmins, pretendía demostrar que los niveles de ácido fólico en los futuros padres también eran importantes para el posterior desarrollo del feto, influyendo tanto en su salud como en su descendencia.

El estudio, publicado en Nature Communications, se centró en la vitamina B9, también llamada folato, que se encuentra en una variedad de verduras de hoja verde, cereales, frutas y carnes. Es bien sabido que, a fin de prevenir abortos involuntarios y defectos de nacimiento, las madres necesitan ingerir cantidades adecuadas de ácido fólico en su dieta, pero la forma en que la dieta de un padre puede influir en la salud y el desarrollo de sus hijos no ha recibido casi ninguna atención.

Los investigadores observaron que la deficiencia de folato por vía paterna estaba asociada con un incremento en diversos tipos de defectos de nacimiento. Se observó un aumento de casi el 30% en los defectos congénitos, entre estas anomalías destacan alteraciones esqueléticas graves, como deformidades de la columna y cráneo-faciales.

La investigación demuestra que los hábitos de vida, y sobre todo la dieta, afectan al epigenoma de los espermatozoides, convirtiéndose en una información que queda registrada y puede intervenir sobre el desarrollo, el metabolismo y las posibilidades de sufrir enfermedades de la descendencia a largo plazo. Ello también es aplicable si se tienen otros hábitos tóxicos, como fumar o beber.

La investigación muestra que hay regiones del epigenoma de los espermatozoides que son sensibles a la experiencia de vida y, particularmente, a la dieta. Y que esta información es a su vez transferida a un llamado “mapa epigenómico” que influye en el desarrollo y podría también influir en el metabolismo y en la enfermedad de la descendencia a largo plazo.

El epigenoma es como un interruptor, que se ve afectado por las señales ambientales, y está implicado en muchas enfermedades como el cáncer y la diabetes. El epigenoma influye en la manera que los genes se activan o desactivan, y por lo tanto influye en cómo la información hereditaria se transfiere a la descendencia.

Aunque se ha sabido desde hace tiempo que hay un borrado masivo y restablecimiento que tiene lugar en el epigenoma a medida que se desarrolla el esperma, este estudio muestra ahora que junto con el mapa del desarrollo, el esperma también lleva una memoria del entorno del padre y posiblemente incluso su estilo de vida y dieta.

Según dijo Kimmins:

«Nuestra investigación sugiere que los padres tienen que pensar en lo comen, lo que fuman y lo que beben y deben recordar que son los cuidadores de las generaciones por venir«.

Cuidemos nuestra salud durante toda la vida, enseñemos a nuestros niños unos hábitos de vida saludables y así sabrán comer equilibrado durante todas las etapas de sus vidas.

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.