Blog

Hace dos meses que empezó el colegio y mi niño ha cambiado

Written by : Posted on noviembre 21, 2015 : No Comments

educacion infantil, derecho a la salud del niño, consejos saludables para niños, educacionHace ya dos meses que empezó el colegio, y para nosotros una nueva experiencia. La escuela está bien, la maestra es muy amable y cariñosa, y los demás niños y padres normales y abiertos, pero mi niño ha cambiado…

Debo confesar que según mi forma de pensar, mi educación medio holandesa por parte de madre y en general bastante europea, mi manera de intentar buscar la naturalidad en las cosas… no hubiera llevado todavía a mi niño al colegio, pero si queríamos que fuera al colegio de delante de casa que se ajustaba a nuestra forma de pensar, o empezaba en P3 o nos la jugábamos que pudiera entrar más tarde. Yo misma no fui al colegio en P3, soy una persona normal, extrovertida, con estudios… no me ha pasado nada, y agradezco a mis padres por esta decisión.

Nos pasamos todo el verano explicándole al mayor de la casa lo divertido que es ir a la escuela, cuántas cosas aprendería, que tendría muchos amigos, que haría muchísimas actividades… y desde el primer día ha ido muy muy contento y feliz. De hecho solamente lloró un día, y uno tiene todo el derecho del mundo a despertarse girado de vez en cuando.

Pero mi niño ha cambiado, mi niño era un niño normal, con sus rabietas de la edad y sus cositas, pero en general un niño bueno, un niño dulce, un niño cariñoso, un niño que hacía caso, un niño que era muy fácil… pero empezar el colegio, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, y los niños de los otros niños aprenden cosas buenas y cosas malas. Pero la culpa ni mucho menos es de nadie, es la nueva situación. Ahora lo voy a buscar al colegio y hay días que igual me recibe a patadas, cuando aneducacion infantil, derecho a la salud del niño, consejos saludables para niños, educaciontes nunca lo había hecho. Hay días que lo voy a buscar y se pasa todo el camino llorando y tirándose por el suelo, cuando antes nunca lo había hecho. Hay días que lo voy a buscar y no lo reconozco.

Según la maestra, es normal… Es una reacción normal. En clase al parecer es el niño que yo tenía, un niño dulce, sociable, que no se mete en ningún conflicto… un niño fácil. Pero en casa, sale todo. Es un cambio y tiene que salir todo aquello que él no sabe expresar con palabras, y como no, quien más lo va a sufrir es quien más esté con él, en este caso una servidora, su madre.

Este no es un post normal, son unas palabras de desahogo. Tengo que ser muy fuerte cada día para reaccionar de la forma más calmada y coherente cada vez que me encuentro con algún otro disparate que ha aprendido. Esto siempre lo he tenido muy en cuenta, los padres, somos los adultos, los que razonamos y tenemos que pensar antes de actuar.

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.