Blog

Debemos reducir el consumo de azúcar de nuestros niños

Written by : Posted on mayo 10, 2016 : No Comments

 salud del niño; niños y salud; hábitos saludables para los niños; hábitos saludables para niños; hábitos saludables para el niño; comer saludable para niños; alimentos sin gluten; consejos de salud del niño; derechos a la salud de los niñosEn GoodPlayKids.com siempre nos ha preocupado la salud de nuestros niños. Últimamente se habla mucho de dietas ecológicas, veganas, etc. Pero un dato realmente alarmante en las sociedades desarrolladas es el consumo de azúcar.

Hace tiempo la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó una serie de recomendaciones respecto al consumo de azúcar: no debe aportar más del 10% de las calorías diarias tanto en niños como en adultos. Para una dieta de 2.000 calorías, son unos 50 gramos de azúcar, el equivalente a unas 12 cucharillas de café. La media en Europa occidental ronda los 100 gramos, por lo que la reducción debería de ser de la mitad del consumo medio.

Tenemos que diferenciar entre el azúcar añadido (el que debemos reducir drásticamente) al azúcar que se encuentra en las frutas y verduras frescas o los de la leche, puesto que no existen pruebas de efectos adversos debidos a consumir éstas últimas.

Los yogures mejor naturales e intentando controlar que no lleven azúcares añadidos aún y ser naturales. Los yogures de frutas de 125 gr contienen 15,9 gramos de azúcar.

Debemos evitar los productos “light” o de dieta. La mayoría para potenciar el sabor los fabricantes compensan el bajo contenido en grasa con un alto contenido en azúcar.

¿Por qué hemos llegado a este punto? Muy fácil, a nuestro paladar le gusta el dulce, el salado o lo grasoso. Se promueven estos gustos. Desde niños nos acostumbran a estos sabores y por eso de adultos ya no podemos vivir sin ellos. Reacostumbrar al paladar no es fácil pero es posible y sobretodo, necesario. Cómo ya hemos dicho varias veces un nuevo hábito son aprox. 20 días, acostumbrar al paladar a un nuevo sabor son aprox. 45 días.

¿Qué azúcares debemos evitar? La OMS los define como los monosacáridos y los disacáridos añadidos a los alimentos por los fabricantes, los cocineros o los consumidores, así como los azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes, los jugos de fruta y los concentrados de jugo de fruta.

Según El Departamento de Agricultura de Estados Unidos son todos aquellos azúcares usados como ingredientes en los alimentos procesados y preparados, como por ejemplo, cereales de desayuno, bollería, refrescos, mermeladas y helados, y los azúcares que se ingieren por separado o se añaden a los alimentos en la mesa.

 salud del niño; niños y salud; hábitos saludables para los niños; hábitos saludables para niños; hábitos saludables para el niño; comer saludable para niños; alimentos sin gluten; consejos de salud del niño; derechos a la salud de los niños

Muy atentos en este punto. Los cereales que comen nuestros pequeños en el desayuno pueden llegar a contener 30 gramos de azúcar por cada ración de 100 gramos. ¡Un disparate! Tened en cuenta también que una lata de refresco son aprox. 40 gramos de azúcar.

Estos azúcares añadidos son calorías vacías. En el blog sobre salud y nutrición Natursan define las calorías vacías como: “Aquellas que aportan a nuestro organismo una cantidad diversa de calorías, pero ningún tipo de nutrientes o beneficios para nuestra salud”.

Por el contrario, los azúcares presentes de forma natural en los alimentos, por ejemplo, en las frutas y verduras frescas, vienen acompañados del resto de nutrientes que posee el alimento, tales como agua, fibra y otros macronutrientes.

Es decir, además del contenido calórico, estos productos nos aportan una cantidad considerable de sustancias beneficiosas para nuestra salud.

El consumo excesivo de azúcar tiene graves consecuencias en la salud:

  • Deterioro de la salud dental
  • Aumento de la resistencia a la insulina
  • Aumento del riesgo de padecer cáncer y diabetes
  • Subida de los niveles de colesterol
  • Contribución a la obesidad, tanto en niños como en adultos

 salud del niño; niños y salud; hábitos saludables para los niños; hábitos saludables para niños; hábitos saludables para el niño; comer saludable para niños; alimentos sin gluten; consejos de salud del niño; derechos a la salud de los niños

Existen muchas denominaciones para el azúcar: azúcar, sacarosa, jarabe de maíz de alta fructosa, fructosa, dextrosa, glucosa, jarabe, azúcar de caña, jugo de caña deshidratado, jarabe de maíz y un largo etcétera.

Evita los siguientes alimentos (por orden de importancia):

  • Bebidas gaseosas
  • Jugos de fruta
  • Caramelos y golosinas
  • Bollería y productos horneados
  • Frutas en almíbar
  • Alimentos “light” o bajos en grasa
  • Frutas deshidratadas

Cuida de tus hijos, créales unos buenos hábitos de alimentación, pero sobretodo cuídate tú. Menos consumo de azúcares añadidos proporciona beneficios adicionales.

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.