Blog

A los niños no los podemos programar. La educación se basa en el ejemplo.

Written by : Posted on octubre 2, 2015 : No Comments

educación infantil, SALUD DEL NIÑO, hábitos saludables para niños, consejos de salud para niños, consejos saludables para niños, comidas saludables para niños, derecho a la salud del niño, niños y salud, derecho de los niños a la salud, derecho del niño a la salud, derechos del niño a la saludHace mucho tiempo que quiero escribir este post, preocupada como siempre por el bienestar de nuestros pequeños.

Soy una madre que como todas comete tropecientos mil errores, algunos me doy cuenta e intento corregirlos, otros no y ojalá hubiera algún plugin que me actualizara, pero siempre intento razonar y actuar de la forma más coherente posible.

Recientemente hemos empezado el cole, P3, y con ello todo un nuevo foco de información, formas de actuar de otros niños, formas de hablar… unas muy bienvenidas, otras ojalá no las hubiera conocido. Y aquí viene mi reflexión.

No soy ninguna experta en educación, pero a veces no entiendo la conducta de los padres y luego las reacciones cuando el niño no actúa cómo nos gustaría. Los niños actúan según lo que perciben, lamentablemente para algunos no los podemos programar tal y como queremos que sean. Y para ello, aquí os expongo mis puntos más importantes:

a) Buenas palabras siempre con tu pareja, tus hijos y los tuyos. ¿Cómo quieres que tu hijo te hable bien si tú no le hablas bien? ¿Cómo quieres que tu hijo os respete y os hable con educación si entre tu pareja y tú no lo hacéis? ¿Cómo quieres que tu hijo no chille si a la mínima pierdes los nervios y chillas? Tienes que pensar que los adultos somos los que razonamos y tenemos que ser inteligentes, controlarnos y hablar con autoridad pero con calma ante algo que nos desagrada.educación infantil, SALUD DEL NIÑO, hábitos saludables para niños, consejos de salud para niños, consejos saludables para niños, comidas saludables para niños, derecho a la salud del niño, niños y salud, derecho de los niños a la salud, derecho del niño a la salud, derechos del niño a la salud

Se ha demostrado la importancia del abrazo en la inteligencia social, salud física y salud emocional de los niños. Desde hoy, ¡A abrazarse todos los días!

b) Todos a comer de todo. ¿Cómo quieres que tu hijo coma de todo si tú no comes de todo? ¿Cómo quieres que tu hijo tenga unos buenos hábitos en la mesa si no os sentáis juntos a comer y le enseñas buenos modales? ¿Cómo quieres que tu hijo no se levante mil veces de la mesa si no os sentáis a la vez y está sólo comiendo? ¿Cómo quieres que aprenda buenos hábitos si le pones el plato delante la tele? Y nada de hacer comidas especiales, una comida para todos igual. Nada de separar lo que no le gusta, se come todo lo que hay en plato, si hace falta menos cantidad, pero hay que comerlo.

c) Regalos los necesarios. Esto va sobre todo para los amigos, familiares… Que además serán los primeros en criticar que tu hijo no valora nada… Llega un cumpleaños, Navidades, etc. y entre abuelos maternos, abuelos paternos, tíos maternos, tíos paternos, padres… nos podemos llegar a plantar con 10 regalos por celebración por niño. ¿Cómo quieres que tu hijo valore las cosas si con 2 añitos recibe más de 10 regalos por celebración? Los niños no necesitan 10 regalos, necesitan tiempo. Que juegues con ellos, que vayas al parque con ellos, que pasees con ellos, que leas con ellos… Gestiona bien este tema con los tuyos puesto que es muy importante para que tu hijo sepa valorar las cosas.educación infantil, SALUD DEL NIÑO, hábitos saludables para niños, consejos de salud para niños, consejos saludables para niños, comidas saludables para niños, derecho a la salud del niño, niños y salud, derecho de los niños a la salud, derecho del niño a la salud, derechos del niño a la salud

d) Las palabrotas, malas formas… Esto es muy fácil, hay que hablar bien y comportarse tal y como quieres que actúe tu hijo. ¿Cómo quieres que no diga palabrotas si no dices una frase sin soltar una? ¿Cómo quieres que se comporte si tú eres el primero que no lo hace? Y aquí viene un ejemplo extremo para cuando ya son algo más mayores, en los partidos de deportes escolares, se pueden observar algunos padres que son verdaderos energúmenos. A ver, se trata de un simple, y lo remarco, simple partido de niños, dónde van a divertirse, a jugar en equipo, a respetarse, a saber realizar jugadas entre todos… Y el papel de los padres no es más que el de animar, pero jamás el de insultar, reprochar… y un sinfín de barbaridades.

Espero de corazón que os sea útil estas 4 notas. No cuesta tanto pensar un poco e intentar actuar en consecuencia. Con buenas palabras, con mucho amor, con muchos abrazos, con muchos besos… ya verás cómo sin nervios, sin gritos, los niños también aflojan y se comportan como lo deseamos.

0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.